Frigoríficos

¿Cómo elegir un frigorífico?

¿Cómo elegir un frigorífico?

Un buen frigorífico es un electrodoméstico imprescindible en nuestros hogares… Frigos hay muchos, ¿cuál es el tuyo? Acertarás si escoges el modelo de frigorífico que se ajuste a tus circunstancias: disponibilidad de espacio, uso, hábitos familiares y presupuesto.

Te ayudamos a elegir, y para ello lo primero es conocer los tipos de frigoríficos que hay en el mercado.

TIPOS DE FRIGORÍFICO

Frigoríficos de dos puertas: sencillos y baratos

Los frigoríficos de dos puertas cuentan con un solo compresor y un circuito para hacer funcionar la parte de nevera y del congelador. El congelador está situado en la parte superior.

Sus dimensiones son más reducidas que las de los frigoríficos combi, sobre todo, la altura. También son bastante más baratos y con unas prestaciones más limitadas.  Además, son más difíciles de descongelar. Resultan indicados solo para viviendas con muy poco espacio.

Frigoríficos combi: congelan bien y enfrían mejor

Los combi, como indica su nombre, combinan un congelador y un frigorífico.  Tienen unas dimensiones estándar para encajar en huecos de 60 cm de ancho por 60 cm de fondo y una altura entre 1,80 y 2 metros.

El aparato cuenta con dos termostatos para regular las temperatura del congelador y de la zona del frigorífico de forma independiente. También es habitual que cuenten con dos compresores: de esta forma la tarea de congelación se agiliza, pero también se dispara el consumo de energía.

Frigoríficos americanos: si tienes espacio

Los frigoríficos americanos, también llamados side by side, cuentan con dos puertas verticales, una para la parte de la nevera, otra para el congelador. Muchos de ellos incorporan un dispensador automático de hielo y agua fría.

cuentan con dos termostatos diferentes pudiendo regular por separado nevera y congelador. La principal diferencia es el tamaño, los frigoríficos americanos son más anchos y más profundos (aunque también suelen ser más bajos).

Un  buen frigorífico es el que cumple mejor su objetivo:  mantener los alimentos a la temperatura adecuada, en buenas condiciones y que además gaste poco. La vida media de una nevera suele rondar los 15 años y, por este motivo, es importante que aciertes al 100 % con tu compra.

Es necesario fijarse en las principales características de los frigoríficos,  que explicamos a continuación.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

  • Dimensiones: mide el hueco donde vas a ponerlo, teniendo en cuenta también el espacio necesario para su buen rendimiento, generalmente 5 cm de espacio libre.
  • Capacidad del frigorífico: se suele expresar como litros de volumen útil. Ten en cuenta que  el que indica el fabricante en su etiqueta está a veces sobreestimado.
  • Consumo: mira la clase energética. La etiqueta energética ha cambiado, por lo que ahora ya no encontrarás productos A+, A++, ni A+++. La nueva escala va de la A a la G, y a los modelos más eficientes se les ha reasignado la etiqueta B. El consumo real del frigorífico dependerá también de su uso, si lo abres y cierras muchas veces a lo largo del día seguramente consuma más de lo indicado.
  • Ruido: en la etiqueta energética figuran también los decibelios que emite.
  • Termostatos: los aparatos combi, que llevan un frigorífico y un congelador, es conveniente que cuenten con dos motores y dos termostatos diferentes, para regular la temperatura de forma independiente. Además, si uno se estropea, el otro puede seguir funcionando, aunque suelen consumir un poco más.
  • Funciones extra como super freeze y super cool: son prácticas cuando se meten en el frigo muchos alimentos de una vez y quieres conseguir una congelación o refrigeración rápida.
  • Cajones especiales para algunos alimentos: como los cajones de 0ºC pensados para conservar carne o pescado o los cajones “frescos”, que mantienen la humedad de las frutas y verduras.

Además de estas características que se pueden ver en la etiqueta o mirando el aparato, hay otros elementos imposibles de valorar a simple vista, como la eficacia del aislamiento térmico o si consigue mantener estable la temperatura interior.

¿QUÉ SON LAS ESTRELLAS DE LOS CONGELADORES?

Las estrellas de los congeladores indican la capacidad de producir frío, según las temperaturas que pueden alcanzar se les asigna un determinado número de estrellas, aunque la mayoría de los modelos disponibles en el mercado ya son 4 *:

  • Una estrella *: Llegan a alcanzar hasta -6º C. No sirven para congelar alimentos.
  • Dos estrellas **: Llegan a –12º C. No pueden congelar alimentos.
  • Tres estrellas ***: Llegan a alcanzar los –18º C. No sirven para congelar alimentos, pero si conservan los que ya están congelados. La duración máxima de los alimentos congelados en su interior es la que se indica en su envoltorio.
  • Cuatro estrellas ****: Temperatura entre -18º C y – 24º C, son los únicos que pueden congelar los alimentos.

ENTENDER LA ETIQUETA ENERGÉTICA

Etiqueta energética

A partir de marzo de 2021, los frigoríficos deberán lucir las nuevas etiquetas energéticas, que reemplazan al sistema vigente desde 2010. La principal novedad es que se vuelve a un sistema de siete clases como máximo, que irán de la A (máxima eficiencia) a la G (los menos eficientes) y del verde oscuro al rojo. La transición de la antigua a la nueva etiqueta puede dar al comienzo lugar a confusiones: como las pruebas para asignar una clase energética se vuelven más exigentes y los límites más estrictos, los aparatos que ya estaban en el mercado quedarán encuadrados en categorías más bajas que las que tenían. Es más, de salida, los aparatos más eficientes y que hasta ahora lucían una A+++ mostrarán como máximo una B.

La nueva etiqueta aportará además otras informaciones, como el consumo ponderado en kWh, un código QR para acceder a datos más detallados del producto o la clase de emisión de ruido en una escala de la A a la D.

FRIGORÍFICOS NO FROST

No frost significa literalmente “sin escarcha”. Es el sistema más común en los frigoríficos combi, ya que evita la formación de placas de hielo y escarcha. El congelador tiene una cavidad interior adicional donde se aloja el evaporador. También cuenta con un sistema calefactor que retira el hielo que haya podido quedarse adherido a la nevera. El resultado es que se produce aire seco, que pasa al congelador mediante ventilación.

Ventajas

  • Sin duda su principal ventaja, y la más conocida es que no es necesaria la descongelación manual.
  • Debido a su sistema de producción de aire seco son recomendables para lugares en los que haya mucha humedad en el ambiente, ya que se generaría hielo con mayor facilidad.
  • Permiten que los alimentos se enfríen o congelen más rápidamente.
  • Tienen una mayor conservación de la temperatura en el interior del aparato respecto al exterior, siendo más uniforme.

Inconvenientes

  • Al funcionar con aire seco, puede resecar también los alimentos. Para evitarlo es recomendable envolver los alimentos en papel de plástico o plata, o guardarlos en un recipiente hermético.
  • Su ventilador funciona constantemente, por lo que, aunque sea un ruido leve, dependiendo del lugar dónde esté instalado, puede resultar molesto.
  • Aunque no es necesario realizar la descongelación manual, sí que es recomendable realizar una limpieza a fondo del frigorífico al menos una vez al año, para asegurar su buen funcionamiento y prolongar su vida útil.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.